Páginas vistas en total

lunes, 29 de julio de 2013

Visión filosófica del supermercado

Oración de gracias para decirla en el supermercado

Ese Dios nuestro, el gran Géometra,
Hace algo por nosotros aquí, donde ha puesto,
(Si así quieren plantearlo) las cosas en forma,
Comprimiendo los corderitos en ordenados cubos,
Convirtiendo el asado en un cilindro decente,
Ensamblando la elipsoide de un jamón,
Volviendo anónima la carne enlatada
En cuadros y rectángulos de bordes cincelados
O redondos (aerodinámicos, tal vez, para mayor velocidad).

Loado sea Él que confirió distancia estética
A nuestros apetitos, y que al sangriento
Revoltijo de nuestra primogénita obra, nuestra fea necesidad
Impuso una forma significativa. A través Suyo las bestias 
Entran al puro reino euclidiano del número,
Libres de sus vidas abultadas, henchidas de sangre.
Vienen a nosotros santificadas, en transparencias
De celofán, en el cuerpo místico.

Para que podamos ver, imperturbables la muerte
Como el más grande bien, cual debe el filósofo.

Howard Nemerov
Poeta estadounidense 
1920-1991


¿Exageración o realidad?


*Este es un fragmento tomado de "Sabor a comida, sabor a libertad; Mintz, 2003"

viernes, 12 de abril de 2013

7° Foro de Cocina Mexicana


Nuestro equipo se lanzó al 7° Foro de Cocina Mexicana en la Universidad del Claustro de Sor Juana en donde nos encontramos con un día lleno de actividades; y como no podíamos dividirnos en pedacitos para estar en todos lados al mismo tiempo nos vimos en la penosa necesidad de seleccionar solo algunas ponencias y talleres a las cuales asistir.

Nos fuimos primero a la presentación de tamales y atoles el libro de la Chef Margarita Carrillo quien inicio haciéndonos ver la inmensa variedad de tamales que existe en nuestro país y que en palabras suyas “es como el cuento de nunca acabar”; costeño, chiapaneco, de camarón, barbones, uchepos, nejos, cambray, colado, de dedo, vaporcitos, bola, de ollita, cazuela, canarios y estos solo por mencionar algunos.


Según los resultados de la investigación realizada para escribir el libro, solo en México hay más de 400 variedades de tamales; además encontró información que fecha a los tamales como el platillo más antiguo de nuestro país, aun anterior a las tortillas.

Sorprendida con todo la información recopilada elaboró una serie de clasificaciones, por tamaño, por técnica de elaboración, por cómo está envuelto, los rellenos que se usan e incluso si tienen masa o no.

Después de la interesante explicación de la chef Margarita, salimos corriendo para no perder detalle de la presentación del taller a chiflar y comer pinole de nuestro queridísimo chef Gerardo Vásquez Lugo, quien nos conto que lleva 2 años investigando un tema que él considera fascínante, ¡Los pinoles! que aunque pudiera parecer un tema extinto en nuestra cultura culinaria actual, está más presente de lo que imaginamos, por lo tanto es una cultura viva.

El chef Vázquez nos platico que probablemente los orígenes del pinole vengan de Aridoamérica con los Raramuris de la sierra Tarahumara, pues era utilizado como método de conservación y como alimento de alto valor nutricional.
El define a los pinoles como granos tostados y molidos; un método de cocción en las técnicas tradicionales  y conservación, no como una receta en sí. 

Existen pinoles de garbanzo, de haba, de frijol, maíz con chía, y otros más conocidos como el téjate, tascalate o el que la mayoría de nosotros relaciona con el nombre, que está hecho de maíz, canela y azúcar.
Y esperamos que no les de mucha envidia pero degustamos una sopa oaxaqueña de garbanzo y un postre acompañado con 2 salsas hechas con pinole ¡Riquísimo!

Nos fuimos después a una plática de la unión de científicos comprometidos con la sociedad, para concientizar el inminente peligro de la proliferación de sembrados de maíz transgénico y la contaminación inminente de las variedades de maíz criollo.

Fue preciso dar un recorrido completo para poder entender cómo se están autorizando pruebas en nuestro país  y porqué no hay información en los medios.

Y puesto que es un tema que nos dejo muy impresionados y no es fácil de entender ni de tratar, haremos más adelante una serie de entradas al respecto.
Por ahora si requieren más información acérquense a http://www.sinmaiznohaypais.org/


Y para cerrar con broche de oro, nos fuimos a una cata de pulque, presentada por una alumna de la UCSJ quien tiene ese tema como proyecto de tesis.áNos dio un recorrido visual por las diferentes pulquerías que podemos encontrar actualmente en la ciudad y como el tipo de clientes ha cambiado notablemente y si bien antes era exclusivo de hombres; ahora los que están en estos lugares son jóvenes que quizá sin notarlo están reviviendo la casi extinta cultura del pulque en la ciudad.Por qué según expone Ana Peralta el pulque nunca ha dejado de ser la bebida nacional, autóctona y de autentica con la que deberíamos identificarnos todos.

Probamos un par de pulques blancos y unos curados que aunque ya no se elaboran con fruta natural tienen buen sabor y mayor aceptación con los actuales clientes.

*Nos enteramos que en la ciudad el litro de pulque va desde los $40 hasta los $150 el litro y que al tlachiquero que lo produce se le compra el litro entre 10 y 15 pesos, dato que nos dejo con el ojo cuadrado y con la idea de que como consumidores debemos aprender a exigir la venta de productos de comercio justo para poder rescatar a nuestros productores del rezago y menosprecio en el que los hemos colocado socialmente.

Podemos compartirles que fue un día muy productivo y que nos quedamos con ganas de ver más y como nos dijo el chef Gerardo ¡EL QUE TENGA MÁS SALIVA QUE COMA MÁS PINOLE!

P O

Visitas de paises

free counters